Margarita – La celebración

Hubo este pasado 15 y 16 de septiembre una gran celebración a la Patria, muchos bailaron y cantaron festejando que viven en este bonito país independiente y revolucionado, olvidando un poco la cotidianidad contradictoria que nos rodea. No es nada malo, quisiera pensar… se gastó mucho dinero en ello, por algo ha de ser… Como parte de la “fiesta nacional”, hubo un largo puente que, por cierto, fue padecido por trabajadores como los taxistas porque bajó el trabajo radicalmente ya que las calles estaban vacías y muchos de ellos no pudieron siquiera sacar para pagar sus cuentas de 200 pesos en jornadas de hasta 10 horas. ¿Cómo iban a festejar? me pregunto yo… Después, entre crudos y panzones, regresamos a la rutina, y el país continúa dolorosamente desigual, injusto, violento.
Hace unos días iba caminando por la calle con mi perro, cuando de repente vi a un señor, de alrededor de 70 años que traía unos 10 espejos colgando y una pequeña maleta cargada con mucho esfuerzo, lo miré detenerse frente a un escalón, incapaz de bajarlo. Le pidió ayuda a un policía; el representante de la ley, con tardanza y visiblemente a disgusto, lo ayudó y le dijo que tuviera suerte al subir y bajar los tres escalones que se aproximaban en la banqueta… después, el viejo frente a la siguiente dificultad, abandonado ya por el tira, se vio frente al mismo problema y estaba solo. Entonces regresé mis pasos y me ofrecí a ayudarlo, le pregunté de dónde venía, dijo que de Tlahuác y que no le quedaba de otra más que chambear vendiendo los espejos… estábamos en Tlalpan y Periférico… tomó dos micros para trabajar y no puede subir escalones… No lo ayudé de ninguna otra manera, pero pensé que podía ser mi abuelo y en toda la vida que había detrás de él… pensé que en este país hay demasiada pobreza, que muchos no pueden dejar de trabajar ni un día y aunque tengan 70 años tienen que seguir porque sino no comen… recordé que Felipe Calderon se compró una vajilla de un millón de pesos para cenar el 15 de septiembre, digo… corre el rumor de que celebró muy a gusto y cenó comida gourmet mexicana…
Lo único que me resta es felicitarlo, por lo menos él pudo festejar rodeado de sus seres queridos y gritar Viva México con un empleo bien remunerado y la panza llena, ¿pues así cómo no va a celebrar?…

Comandante Margarita / septiembre 2010

Advertisements


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s